Buscar
  • Kurogane

Sekai Saikyou no Maou... Vol. 01 - Capítulo 03








CAPÍTULO 03:

LLEGUÉ AL IMPERIO FINGIENDO SER HUMANO, ¿VERDAD?

Mildiana, la capital al sur del Imperio Elberiano, tenía mucha gente.


Un gran número de personas iban y venían desde la mañana a la plaza de la ciudad, y los comerciantes gritaban fuertemente para mostrar su mercancía a los transeúntes.


La mayoría de ellos son gente común y corriente, pero hay un gran número de elfos entre ellos. Probablemente porque hay un país bajo el imperio en este territorio del sur en el que viven los elfos.


La razón de haber venido al sur es porque, la Academia Militar de Mildiana es la institución más grande para la formación de héroes.


Además, la población de esta capital es de aproximadamente 150,000 habitantes, la segunda más grande después de la Capital Imperial. Dado que se le llama [Ciudad Académica], la biblioteca contiene un gran número de diversos libros de magia.


También hay un instituto de magia que gestiona la magia de clase superior.


Por lo tanto, elegí este lugar para no aburrirme.


Ha sido medio mes desde que dejé Tenebrae.


He pasado algunos días en esta ciudad, y puedo decir que no parece tan mala. Supongo que no sólo es bulliciosa, sino también floreciente.


Mientras pensaba esas cosas y me abría paso entre la multitud, encontré una tienda de crepas. No quería comer algo particularmente dulce, pero deseaba probarlas porque captaron mi atención.


“Hey, ¿puedo comprar algunas crepas?”


“Ara, ara… es inusual que un chico venga. ¿Cuántas quieres?”


“Dos.”


“Te gustan los dulces, ¿no es así?”


Después de decir eso amablemente, la vendedora preparó dos crepas y me las entregó.


También pagué por ellas. El pago fue de cuatro monedas de cobre, pero dos me fueron devueltas.


“Le daré una gratis a este lindo chico.”


"Pero, ¿eso está bien?"


“Está bien. Tengo confianza en su sabor, así que por favor ven y cómpralas de nuevo.”


“Gracias.”


Le dije con una sonrisa, y luego dejé la calle dirigiéndome al callejón trasero.


Después de confirmar que no había nadie alrededor, llamé a mi [Amada].


“Rena. Puedes salir.”


El espacio frente a mí fue distorsionado, y una maid con cabello plateado apareció.


Se ve un poco desconcertada.


“¿Lucifer-sama? ¿Qué sucede? Me dijo que nunca mostrara mi cara.”


Antes de venir al Imperio, decidí llevar a Rena como mi acompañante. Ella puede desaparecer a voluntad, por lo que quería que me ayudara a recopilar información.


Lumiel se opuso mucho a esto. No le pedí que no me siguiera, sino que la persuadí para que mantuviera el trono a salvo mientras yo estaba ausente y aceptó quedarse en Tenebrae.


Ella es buena peleando, pero no puede manejar ningún tipo de engaño, por lo que siempre se destaca negativamente.


“Lo sé, pero te daré esta crepa. Luce deliciosa, y quería comerla contigo.”


Tan pronto como dije eso, Rena me abrazó.


“¡Hauu! ¡Lucifer-sama! ¡Qué gentil es! Como se esperaba de mi Maestro. ¡Te amo! ¡Te amo tanto! ¡Te amo!”


“Oye, tu voz es un poco fuerte… Cálmate. Aquí, crepa.”


La aparté y metí la crepa en su pequeña boca.


Al principio parecía decepcionada, pero tal vez le gustó el sabor de la crepa y comenzó a comerla en silencio.


Rápidamente terminé de comer mi crepa. Resultó ser un poco dulce para mí.


Por otra parte, con una mirada tierna y apacible en su rostro, observé a Rena que estaba comiendo su crepa en trance.


“De modo que... he pasado los últimos días en el Imperio. Pienso que me he vuelto más humano, ¿también lo crees?”


“Hamu, hamu”


Rena asintió con la cabeza mientras seguía mordisqueando su crepa.


“Sí, mucho. Para ser honesta, estaba sorprendida. No puedo creer que Lucifer-sama pueda ser tan humano.”


“Puede que no sea una mala idea ser humano de vez en cuando. Esta es la primera vez que he tenido una conversación con una persona normal, y la otra persona no colapsó o explotó. Fue muy divertido.”


Creo que mi forma de hablar y mis gestos no son tan malos. Estoy orgulloso de mí mismo. Todo gracias a las lecciones de Rena.


Por otro lado, mi ropa es ligera y adecuada para viajar. Es una prenda que fue tejida con tela de lino, que puede encontrarse en cualquier lugar.


Cumple su función de no hacerme destacar en la ciudad.


“Hamu, hamu. Las crepas se han ido.”


Vuelvo a ser [Humano] una vez más.


“Te compraré de nuevo la próxima vez, oh… ooh. ¿Qué es lo que pasa?”


Rena está abrazándome, así que la sujeté y le di una palmadita en la cabeza.


“No podré aparecer por un tiempo, por lo que moriré si no tengo suficiente suministro de Lucifer-sama ahora.”


*Yoshi, yoshi* Seguí dándole palmaditas. Su cabello plateado es sedoso y se siente muy bien. Quiero seguir abasteciendo a Rena tanto como pueda.


Han pasado unos cuantos años desde que los dos nos hemos pegado el uno al otro cariñosamente. Así que no puedo ser desconsiderado. Nosotros los demonios tenemos un sentido del tiempo mucho más lento que los humanos.


Pero cuando nos abrazamos de esta manera, las grandes colinas gemelas de Rena se presionan contra mi pecho. Esto es realmente inaguantable.


… Oops. No es momento para hacer esto.


“Rena. Es hora de irse.”


“No quiero. Vamos a abrazarnos así para siempre.”


“Quizás la próxima vez.”


“Uh, uh...”


Mientras me abrazaba, Rena gimió con tristeza y me liberó. La suavidad y calidez que había sentido antes, se ha ido.


Tan sólo se siente una ligera presencia.


Ya que la técnica de magia de encubrimiento que utiliza es muy avanzada, incluso los elfos que tienen magia poderosa y los Dragones, ni mucho menos los humanos, serían capaces de notar a Rena en este estado.


“Bien, entonces, mi objetivo es ir a la Academia Militar en el territorio sur del Ejército Imperial de Mildiana.”


(Sí, es correcto. La planificación preliminar es perfecta. Yo le guiaré.)


Empecé a caminar obedeciendo a Rena, quien me susurraba con una voz que sólo yo podía escuchar.


Fin del capítulo 03.


Nota del traductor: Gracias por leer. Un capítulo muy cortito, pero que nos deja ver un poco de la personalidad de Rena, la 3ra esposa.

#Kurogane

0 vistas