Buscar
  • Kurogane

Kaifuku Jutsushi no Yarinaoshi Vol. 07 - Capítulo 11







CAPÍTULO 11:

EL MAGO SANADOR QUEDA ATRAPADO.

Tomar un desvío a Camlaba me hizo obtener una mejor cosecha de lo que pensaba.


Fue extremadamente desagradable ser vendido por el informante, pero fui capaz de reunir más información de la que esperaba, y pude hacer circular información falsa en el Imperio Grantsbach también.


Ser capaz de procesar la [Lágrima de Dios] y hacer el arma de Setsuna fue una ventaja también.


“Setsuna, ¿te gusta?” (Kearuga)


“Nn. Esta es el arma más fuerte que Kearuga-sama ha fabricado. Setsuna la cuidará para siempre.” (Setsuna)


Acarició amorosamente las garras de acero envueltas en una tela.


Setsuna ha estado haciendo eso desde hace un tiempo.


Se ve feliz, así que me alegro de haber trabajado duro.


Debería darle la oportunidad de probarlas en algún lugar.


“¡Goshujin-sama, Guren quiere que hagas un arma para ella también!” (Guren)


El esponjoso cachorro de kitsune saltó de mi espalda, se transformó y luego me pidió eso con una dulce voz.


Casi hice una sonrisa irónica.


... Guren no sabe de dónde obtuve el material para las garras de Setsuna.


Sentí un poco de curiosidad sobre si ella todavía querrá una, incluso después de saber de dónde vino el material.


“Bueno, ya sabes. Necesito materiales especiales para hacer armas de esa clase, y no sé cuándo seré capaz de conseguir ese material. Haré una para ti si obtengo más, sin embargo…” (Kearuga)


“¡Es una promesa! ¡No puedo esperar!” (Guren)


Entonces, tendré que tener sex... quiero decir, masajear mucho el interior de Guren.


Debería salir eventualmente.


“Goshujin-sama, escucha, escucha. ¡Guren quiere un arma que haga como, booooom, y luego gyuiiiiin cuando pones el poder como graaah!” (Guren)


“Por favor, dímelo con palabras que pueda entender.” (Kearuga)


Guren habló apasionadamente sobre el arma que quería.


En lugar de espadas o lanzas, parece que quiere una [Pistola].


Puedo hacer algo que acumule maná, lo comprima y lo dispare de forma amplificada con las propiedades de la [Lágrima de Dios].


Es cierto, ese tipo de arma sería mejor para Guren.


Sus reflejos son buenos, pero tiene más sentido que se mueva alrededor bombardeando ya que no tendrá que aprender esgrima o artes marciales.


A pesar de su apariencia, Guren es inteligente y sabe lo que puede y no puede hacer.


Mientras asentía a Guren, de alguna manera descifré lo que estaba diciendo para imaginar el arma completa que quiere.


La diseñaré cuando esté libre, ya que soy un hombre que cumple sus promesas.


“Los Caballeros Dragon no parecen venir, ¿verdad?” (Freya)


Freya se quejó de eso mientras yo estaba jugando con Guren.


Miro mi reloj de bolsillo.


Sí, están retrasados.


“Ya debería ser casi la hora de que vengan, aunque...” (Kearuga)


Ahora mismo, estamos en un desierto a las afueras de Camlaba.


Nos iban a recoger aquí, ya que nadie más vendría a este lugar, y nos dirigimos al Reino Dioral.


Los Caballeros Dragon suelen ser muy estrictos con el tiempo, pero no han llegado todavía.


Tengo un mal presentimiento sobre esto.


Y ese sentimiento no ha terminado.


Justo cuando pasó una ráfaga repentina, la nariz de Setsuna empezó a moverse.


“... Kearuga-sama, la ráfaga de ahora mismo llevaba el olor de la sangre. Setsuna conoce ese olor. Vino de muy lejos en la distancia.” (Setsuna)


Ni siquiera necesito preguntar de quién es la sangre por la mirada seria de Setsuna.


“Setsuna, cuento contigo para que nos guíes hasta el olor.” (Kearuga)


"Nn. Déjaselo a Setsuna." (Setsuna)


Esa sangre debe haber venido del Dragón que nos llevó o del Caballero Dragón que lo montaba. Definitivamente no puedo abandonarlos. Perder nuestro medio de transporte sería doloroso, y realmente nos han ayudado mucho.


Pienso en ellos como amigos, y también me gustan los Dragones voladores.


Por favor, manténgase a salvo.


Me apresuro a ir a ellos y rezo.




◆◆◆



Corrimos hacia el lugar de donde provenía el olor gracias a la orientación de Setsuna.


Allí, lo vimos...


“Qué terrible. No puedo creer que alguien haya llegado tan lejos.” (Kureha)


“¿Por qué harían algo como esto? ¡Esto es exagerado!” (Freya)


Cadáveres destrozados.


Los Caballeros Dragon fueron cortados en pedazos, los Dragones fueron calcinados con magia y atravesados por un sinnúmero de flechas.


Perdimos nuestro medio de transporte y a nuestros amigos.


Una sensación de pérdida surgió en nuestros pechos, pero no teníamos tiempo de quedarnos de esta manera.


“Esto no es bueno.” (Kearuga)


Hay varios problemas a la mano.


En primer lugar, hay un enemigo que es lo suficientemente fuerte como para matar a los Caballeros Dragon.


Los Dragones son fuertes. Aunque los Dragones voladores son más conocidos por su velocidad y capacidad de transporte, todavía son una poderosa raza de Dragones. Ninguna persona normal sería capaz de matarlos.


El enemigo es alguien perteneciente a la clase de los héroes o alguien que tiene el mismo poder que un héroe.


Además, los Caballeros Dragon pueden extraer el máximo poder de los dragones, y aun así terminaron de esta manera, lo que demuestra cuán fuertes son.


Definitivamente no puedo bajar mi guardia contra este enemigo.


Segundo, no hay forma de que alguien con suficiente poder para matar a un dragón estuviera estacionado cerca de Camlaba sin razón alguna. Deben haber sido preparados por algún motivo. Esto se relaciona con el tercer problema, por lo que el enemigo debe estar apuntando a nosotros, y predijeron que nos detendríamos en Camlaba.


En lugar de predecir, se siente como si nos hubieran guiado hasta aquí.


Fuimos guiados al informante de Camlaba y viajamos a Camlaba por sugerencia del informante de Ranalitta. La persona detrás de todo este usó al informante de Ranalitta para dirigir nuestros movimientos.


... Es probable que sepan que he reunido información, y hay una posibilidad de que también estén al tanto de la información falsa que he hecho circular.


Y, en tercer lugar, los cadáveres fueron colocados de esta manera, casi como si nos pidieran que los encontráramos.


Sólo puede existir una razón por la que alguien haría esto.


Esto es un cebo... para pescarnos.


“He recibido tu mensaje, Bullet.” (Kearuga)


Justo cuando dije eso, aparecieron varios asesinos cubiertos con telas de color arena. Formaron un círculo para rodearnos.


Si bien Setsuna puede percibir muy bien las presencias, el hecho de que no los haya notado hasta ahora es anormal.


Deben ser profesionales en borrar sus presencias. Incluso se cubrieron de sangre para protegerse contra la nariz de Setsuna.


Cubriéndose de esa manera, fueron capaces de fundirse con el olor de la sangre de Dragón.


Además, su distancia es perfecta.


Están apenas fuera de los límites de mi [Presence Detection], así que están en una posición en la que tanto Kureha como yo no podemos intervenir para atacarlos.


Sostienen rifles que apenas han llegado al mercado.


Sin decir una sola palabra, esos malditos asesinos nos dispararon todos al mismo tiempo e inmediatamente se dispersaron en retirada sin comprobar si sus balas daban en el blanco.


No tuve tiempo de hacer ninguna contramedida contra las balas que superaban la velocidad del tiempo, siendo disparadas a esta distancia.


Apenas fui capaz de empujar a Setsuna y Guren hacia abajo ya que estaban cerca de mí, para proteger al menos sus puntos vitales.


Con sus sorprendentes reacciones como la [Sword Saint], Kureha protegió a Freya.


Eso me dio tranquilidad.


Freya habría muerto instantáneamente si alguno de sus puntos vitales hubiera sido alcanzado.


En cuanto a mí, recibí tres impactos suaves.


La sensación de las balas de plomo perforando mi cuerpo era irritante.


Escupí sangre.


“Deben ser bastante fuertes para atravesar mi carne.” (Kearuga)


El poder de las armas en sí era magnífico también, pero los tiradores deben haber tenido un estatus anormalmente fuerte.


... Esos rifles también usan mana. Al hacerlos híbridos entre la potencia de fuego y el maná, fueron capaces de exhibir una potencia imposible para las armas actualmente existentes.


No, eso no es todo. Debe haber algún tipo de truco detrás de esto. De otra manera, no hay forma de que yo, que estoy por encima del nivel 200, pudiera resultar herido.


Kureha también sufrió heridas profundas al cubrir a Freya.


“¡Kearuga-sama! ¿Cómo pudieron herirte de esta manera...? ¡Setsuna los matará!” (Setsuna)


“Setsuna, no tienes que perseguirlos. Definitivamente tendrán una trampa preparada. Kureha, ven aquí. Te trataré.” (Kearuga)


“Por favor hazlo, no he sido herida así desde hace mucho tiempo.” (Kureha)


Mantengo a Setsuna bajo control mientras extraigo las balas de plomo en mi cuerpo.


Hay una posibilidad de que pueda morir si se vuelve demasiado apasionada y va sola.


La forma en que escaparon también fue sospechosa.


Bueno, podrían haber intentado hacerme pensar que era sospechoso y dudar.


De cualquier manera, no puedo dejar a Setsuna ir sola.


Saqué las balas de plomo en el cuerpo de Kureha tal como lo hice conmigo, y usé [Recovery Heal] en ambos.


“Eres tan hábil como siempre. Eso me curó completamente. Discúlpame por mostrar un estado tan desagradable.” (Kureha)


“No, hiciste un buen trabajo protegiendo a Freya en esa situación.” (Kearuga)


Si Kureha y yo estuviéramos solos, los habríamos evitado sin daño alguno. Sin embargo, no teníamos otra opción que proteger a nuestros camaradas y resultar heridos.


Encima de eso, sabían que si nosotros, las vanguardias que protegían a los otros miembros, salíamos heridos, los otros miembros no serían capaces de perseguirlos.


Cada acción que hicieron fue planeada.


Fue una trampa perfecta que funciono sólo porque sabían todo sobre nosotros.


“Me hace sonreír el hecho de haber sido atrapado tan perfectamente." (Kearuga)


El héroe del [Arma], Bullet, definitivamente pensó esto.


Estoy seguro de ello.


Nadie más sería capaz de hacerme esto tan bien.


... Ahora que lo pienso, fue mi derrota desde el momento en que llegué a Camlaba.


Para ir al Reino Dioral desde Camlaba, tienes que cruzar un gran desierto.


No era una preocupación para nosotros ya que teníamos dragones, pero ahora se han ido.


Aunque tenemos un alto estatus, cruzar el desierto tomará tiempo.


Trató de asesinarnos, pero no creyó que pudiera hacerlo. Estoy seguro de que pensó en ello como algo adicional, donde sería una suerte si moríamos.


Su verdadero objetivo era obstaculizarnos y aislarnos en el desierto.


No importa lo rápido que vayamos, nos llevará al menos seis días cruzar el desierto para llegar al Reino Dioral.


Hizo una táctica tan elaborada para obstaculizarnos, ¿pero para qué?


No necesito siquiera pensar sobre ello, es para destruir el Reino Dioral mientras no estemos allí.


“Me estoy riendo tan fuerte que me estoy llenando de intención asesina. Lo admito. Ganaste el primer asalto... sin embargo, me recuperaré en el segundo asalto.” (Kearuga)


Lanzo un cuchillo con rabia.


Perforó la frente de un asesino que borró su presencia después de fingir que se había ido.


Había borrado su presencia perfectamente, ya que estaba fuera del área de [Presence Detection] y había borrado el olor de la sangre también. No arrojé ese cuchillo porque pude ver que estaba allí.


Tiré ese cuchillo porque sabía que Bullet colocaría a alguien allí.


No puedo vencer a Bullet en una batalla de puro ingenio. La diferencia en nuestras experiencias es muy grande.


Sin embargo, todavía sé lo que él haría. Eso no es sólo porque robé sus experiencias y conocimientos con [Recovery Heal].


Me irrita decir esto, pero es porque él es mi maestro.


Fin del capítulo 11.

Gracias por leer.

#Kurogane




0 vistas