• Kurogane

Hidan no Aria Vol.17 - Capítulo 04

Actualizado: 6 de jun de 2020






Capítulo 04: La Emperatriz de Nakajima.


[START]


Afuera del hospital, revisé mi arma y por suerte Lisa había comprado suministros de Hiraga-san para mi enfrentamiento con el Ministerio de Relaciones Exteriores. Adicionalmente, también contacté a Riko sobre el tema que habíamos discutido previamente y le dije:


“Ya casi estás levantada.”


Eran casi las 23:00 hrs. Además, también hacía frío afuera, y una niebla se extendía sobre Tokio.


En el campus del Instituto Médico había una arboleda que servía de parque público... Desde allí, algo así como un largo cable blanco se estiraba hasta el cielo nocturno cubierto de niebla. Si bien la niebla dificultaba la visión, al mirar al cielo... una luna nueva y una luna llena... 2 lunas...


“Kinji, es sólo una corazonada, pero estoy segura de que están sobre esa luna. Puede que hayan subido por este cable blanco. Necesito ir a conseguir algo. Espera aquí por 3 minutos.”


Aria indicó a la luna llena, y luego sus colas gemelas rosadas ondearon cuando se fue.


A causa de la niebla, era imposible ver todo el tramo del cable, pero era probable que los onis sobrenaturales estuvieran allí en la luna. Es como si algo salido de [Jack y las habichuelas mágicas] alcanzara la cima de las nubes, y parecía que la Isla de los onis realmente existía, así que no me sorprendió.


En cualquier caso, subieron por el cable.


Corrí hacia la parte más baja del cable, donde estaba enterrado en el suelo y chasqueé mi lengua. Mirando donde estaba fijado en el suelo, era imposible soltarlo.


Pensando que lo cortaría...


Era algo de lo que Aria me había hablado, un ascensor usado para la exploración espacial, construido con fibra de Kevlar reforzado con polietileno. Se necesitaría una herramienta especial para cortarlo.


(El cable se extiende hacia el cielo, pero quién sabe hasta qué punto... Basado en la estructura, si lo corto, seguirlos sería imposible. Así que tendremos que ir detrás de ellos.)


Sin embargo, no pude verlos debido a la niebla...


No estoy seguro de cómo subieron el cable exactamente, pero deben haberlo hecho con prisa.


En cuanto a mí, de cara al cable... no tenía herramientas para escalarlo.


Incluso en Modo Histeria, no podía mover las manos y los pies lo suficientemente rápido para subir.


Frunciendo las cejas, por detrás de mí...


* ¡Whiiiiir! * * ¡Whoom! *


Algo impactó en mi espalda, entonces mi vector de movimiento simultáneamente cambió abruptamente de horizontal a una vertical desorientadora. Por la sensación, mi velocidad ya había cruzado los 8 km / h.


Sabía lo que me había tackleado por el olor de las gardenias...


Hiraga-san creó una nueva versión del YHS. Vino al hospital el otro día para cobrar el pago... La rechazaron, pero dejó el paquete al cuidado del hospital.